martes, 14 de abril de 2009

TIPS DE LIMPIEZA

Te brindamos un cantidad de pequeños consejos y trucos para el mantenimiento de tu ropa y accesorios:

*Sweters encogidos

Recuperarán su tamaño original si los dejas, durante un día entero, en remojo en un amplio barreño que contenga un litro y medio de suavizante por cada cuatro litros de agua.

*Zapatos de charol.
Para recuperar el brillo y el lustre debes frotarlos con un algodón empapado en leche y pasarles luego un paño seco. Igualmente puedes limpiar los bolsos de este material.

*Zapatos estropeados.
Si el agua del mar estropea tus zapatos, aplícales con un algodón una solución hecha con dos cucharaditas de alcohol de quemar y una de leche. Frótalos bien y espera que se sequen. Después límpialos como de costumbre.

*Sweters decolorados.
Si tu sweter negro ha ido perdiendo color, lávalo con el agua de haber cocido espinacas. Recuperará el tono original.

*Lavar las medias.
Podrás meterlas en la lavadora si previamente las has introducido en una bolsita de tela fina o en los bolsillos de alguna prenda. Quedarán perfectamente limpias y se mantendrán a salvo de carreras durante el lavado.

*Prendas tostadas por la plancha.
Si tu camisa se ha oscurecido ligeramente al plancharla. No te preocupes, sumérgela en seguida en una solución de agua oxigenada no muy concentrada. Volverá rápidamente a recuperar su color natural.

*Faldas de tablas.
Para plancharlas con facilidad, mantén los pliegues cerrados sujetándolos previamente en la parte de abajo con unas broches de tender la ropa.

*Lana como nueva.
Al deshacer un sweter, la lana queda con un aspecto rugoso y es muy incomodo volver a tejer con ella. Para evitarlo, es muy sencillo: llena una botella con agua caliente y enrolla en ella la lana. Al poco rato ya podrás hacer el ovillo con lana como recién comprada

*Gafas limpias.
Si deseas que los cristales de tus gafas queden realmente limpios y con brillo, frótalos muy suavemente con un poco de ceniza de un cigarrillo y un trozo de papel de periódico

*Planchas más deslizantes.
Cuando la plancha se pega a la ropa, pásale por la base un trozo de jabón seco cuando aún esté caliente. A continuación, enjuágala con agua y sécala con una hoja de periódico. Dejará de pegarse.

*Antipolilla efectiva.
Además de la conocida naftalina, introduce en los bolsillos de los abrigos y la ropa de invierno un poco de clavo de olor. Es una forma muy efectiva de ahuyentar a las polillas y de evitar el olor de la naftalina.

*Sweters sin bolitas.
Si quieres que a tus jerseys no les salgan bolitas, haz lo siguiente: recién comprado mételo durante dos días en el congelador, dentro de una bolsa de plástico.

*Ropa más blanca.
Cuando la ropa permanece guardada durante mucho tiempo aparecen en ella unas feas manchas amarillentas, difíciles de eliminar con un simple lavado e incluso con lejía. Para devolverle su color blanco inicial, pon sobre ellas un poco de leche fría, déjala reposar durante un rato y después prueba a lavar la prenda normalmente.

*Chicles pegados a la ropa.
Si tu hijo llega a casa con un chicle pegado a la ropa, y no sale con nada. No te desesperes. Coge la prenda, métela en una bolsa de plástico, ciérrala bien y déjala una hora en el congelador. Conseguirás quitarlo sin esfuerzo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario